Conctáctame
Blog

Alergias alimentarias en niños

Publicado el 31/05/2017 a las 01:21pm por jimena tejeda

De acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades (CDC), las alergias alimentarias han ido incrementando cada vez más. La prevalencia de alergias alimentarias en 1997 era de 3.4% y para el 2011 esta fue de 5.1%. Puede parecer que casi todos los niños que conoces tienen alguna restricción alimentaria debido a una alergia, aquí te dejo lo que necesitas saber sobre cómo cuidar la dieta en las alergias alimentarias. 

 


¿Qué es una alergia alimentaria?


Una reacción alérgica a un alimento sucede cuando el sistema inmune ataca a la proteína de algún alimento, confundiéndola por una amenaza. Algunos de los síntomas pueden incluir picazón, hinchazón de la cara, la boca y la garganta, dificultad para respirar, dolor de estómago, diarrea, nausea y vómitos. Las reacciones más severas se clasifican como shock anafiláctico y pueden poner en riesgo la vida de tu hijo. 


Para confirmar si la reacción se trata de una alergia alimentaria es necesario que el diagnostico sea hecho por un médico especializado en alergias. No se recomienda que el paciente se auto diagnostique ya que puede resultar en evitar un grupo de alimentos o un alimento sin necesidad. 


Es importante mencionar la diferencia entre una alergia alimentaria y una intolerancia.  En la intolerancia el sistema inmune no está involucrado y suele ser acompañada de malestar y dolor de estómago. Una alergia alimentaria está acompañada de una reacción inmune (IgE) y presenta un mayor riesgo para la vida del niño. Por ejemplo: un niño con una alergia a la proteína de la leche de vaca debe evitar todos los productos lácteos. Sin embargo un niño con una intolerancia a la lactosa (no posee la enzima necesaria para digerir la lactosa) podría comer pequeñas cantidades de lácteos sin presentar ningún riesgo.  

 


Alérgenos más comunes


El Instituto de Estados Unidos de Alergia y enfermedades infecciosas enlista los alérgenos más comunes en niños cómo: leche, huevos, manías, nueces, pescado, crustáceos, soya y trigo. Estos alimentos contribuyen al 90% de las alergias alimentarias en la población. Por lo general los niños superan las alergias a la leche el huevo o la soya. Sin embargo la alergia a las manías, nueces, pescado y crustáceos dura toda la vida 

 


¿Cómo puedo ayudar a mi hijo si tiene una alergia alimentaria?


 

 

 

 

1. Habla con él acerca de la alergia y lo importante que es mantenerse alejado de esos alimentos. 


2. En algunos casos debes evitar la contaminación cruzada, es decir evitar que el alérgeno entre en contacto con utensilios de cocina que han sido utilizados para preparar el alimento que contiene el alérgeno. Muchas veces esto implica tener utensilios únicamente para el uso de la persona alérgica. 


3. Aprender a leer las etiquetas de la comida: enséñale a tu hijo a leer la etiqueta de la comida. En estas las compañías deben poner todos los ingredientes que contiene un alimento en orden de mayor cantidad a menor cantidad. 


4. Habla con sus maestros y compañeros sobre la alergia y la severidad de la misma. Asegúrate que en el colegio sepan que hacer y cómo reaccionar ante una alergia o un shock anafiláctico. 

5. En caso de ser necesario habla con su doctor acerca de adquirir un EpiPen, esta es una dosis de epinefrina que será de mucha ayuda si tu hijo presenta una reacción alérgica severa y puede salvarle la vida. 
 

6. Permite que tu hijo lleve siempre algo que lo identifique como alérgico e incluye un teléfono de emergencia a donde puedan contactar a los padres en caso de emergencia.

 

 


 

Licda. Jimena Tejeda

Consultora Internacional de Lactancia Materna (IBCLC)

 

TEMAS DE INTERÉS

CONTÁCTAME